‘Pacto por el Mar Menor’ denuncia ante las autoridades europeas el estado de la laguna salada

isabel-rubio-perez

La Asociación Cultural “El Malacate Flamenco” organiza su “I Jornada Medio Ambiente” con la conferencia “2016 ¿El último año del Mar Menor?” a cargo de la portavoz de la plataforma “Pacto por el Mar Menor” Isabel Rubio Pérez, quien ha explicado la dramática situación que atraviesa el Mar Menor. Además, ha relatado las novedades relacionadas con la reciente visita de una expedición compuesta por miembros de este colectivo junto con representantes vecinales, agricultores o pescadores al Parlamento Europeo, invitados por la eurodiputada de Cartagena Lola Sánchez.

En este sentido, Isabel Rubio ha dicho sentirse satisfecha ante la acogida de gran parte de eurodiputados, así como de la Presidenta de la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo Cecilia Wikstrom. Aunque han elevado una instancia a través de este organismo, ha adelantado que el proceso será largo, sin embargo confía que finalmente se tomen medidas  necesarias y se apliquen las sanciones pertinentes al Gobierno Regional por el constante y reiterado incumplimiento de hasta 11 directivas europeas, según Isabel Rubio.

Asimismo,  esta profesora jubilada y naturalista ha hecho un repaso histórico del Mar Menor y de su evolución desde que la mano del hombre comenzara a modificar este ecosistema único del Mediterráneo, lo que ha desencadenado en el actual estado en el que se encuentra. Desde que en el s. XVI se abriera el primer canal, pasando por el comienzo del turismo a finales del s. XIX y su explosión en los años 70, hasta las actividades mineras en la zona y la agricultura.

Los emisarios, el tráfico, la imposibilidad de filtración de agua de lluvia en La Manga, los puertos deportivos, diques, dragados, la pesca ilegal, la apertura de canales navegables o “la desidia proverbial y la dejadez tanto de la administración como de los ciudadanos” en la acumulación de basuras, como ha referido Isabel, han contribuido a  la conocida proliferación de medusas, la invasión de especies de algas o las mismas “babosas” desde hace años. Un conjunto de causas que explican el estado actual de la laguna.

Sin embargo, ha incidido en el que ha sido el gran mal de los últimos años: la agricultura. La transformación de las plantaciones de secano a las de regadío ha provocado la incesante necesidad de búsqueda de recursos hídricos, lo que ha llevado a muchos agricultores a buscarla en el subsuelo a través de los acuíferos de la zona, con un alto contenido en sal. Más de 200 desalobradoras ilegales que vierten a la rambla del Albujón los restos del proceso de desalinización, según datos de “Pacto por el Mar Menor”. Además de la transformación de los cultivos a intensivos, hasta cuatro cosechas anuales, lo que también causa que los productos químicos utilizados vayan a parar al mar.

De ahí viene la gran problemática que ha hecho cambiar el color del agua: el aumento de los niveles de nitrato. Tal y como señala Isabel Rubio, son niveles aún desconocidos debido a la poca transparencia de las autoridades, ya que no han hecho públicos a cuanto ascienden, pero que entraña unos de los grandes males a los que se enfrenta el Mar Menor y del que quizás no pueda volver a recuperarse. Esto es el proceso de eutrofización, por el que un exceso de nutrientes provoca el aumento de niveles de fitoplancton (de ahí el color verde) y que impide que penetre la luz de sol a las algas. Todo ello lleva a la extinción de las especies animales y vegetales que habitan en el mar, como ya han constatado ante la aparición de medusas y peces muertos.

Ante este desolador panorama, la plataforma propone una serie de medidas con el fin de paliar la destrucción del Mar Menor y, consecuentemente, su recuperación dentro de un no breve período de tiempo. Entre la posibles soluciones se encontrarían la elaboración de un verdadero plan de gestión integral del Mar Menor, actuaciones sobre las ramblas que desembocan en la laguna, crear un modelo de agricultura sostenible, la vuelta a la pesca tradicional, la paralización de la regeneración de las playas o una moratoria urbanística que impida la expansión descontrolada de los núcleos urbanos y tienda a la reorganización de los espacios ya creados.

La Plataforma Pacto por el Mar Menor está formada por personas y organizaciones sociales, profesionales, culturales, ecologistas, sindicales, etc., con diferentes sensibilidades políticas a las que une el deseo de conservación de uno de los lugares emblemáticos de nuestra Región, y cuyos valores ecológicos, culturales, y también económicos, son incalculables. Entre sus objetivos está la de informar a la ciudadanía del estado de deterioro que sufre el Mar Menor y ejercer presión ante la Administración para que ponga los medios y evite la muerte de la laguna. Para ello, organiza distintas actividades y elabora documentación o alegaciones para diversas actuaciones de la Administración y otras entidades

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s